Redes de Innovación para la Inclusión Educativa y Social (EDU-2015-68617-C4_1-R) es un Proyecto coordinado del Plan Nacional de Investigación, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) para el período 2016-2020.

Directora del Proyecto:  Ángeles Parrilla (Universidad de Vigo).

Objetivo

 El objetivo general de Redes de Innovación para la Inclusión Educativa y Social es llevar a cabo un estudio intensivo y participativo de procesos de innovación educativos y sociales conformados en torno a redes de colaboración entre comunidades, instituciones y servicios educativos y sociales, de una misma comunidad, con la meta última de incrementar el carácter inclusivo de las escuelas y la sociedad en la que se insertan.

Redes de Innovación para la Inclusión Educativa y Social pretende indagar cómo pueden las escuelas y la comunidad local (Ayuntamiento de Pontevedra) constituir ecosistemas de innovación capaces de generar contextos de aprendizaje comunitarios en los que se diseñen y desarrollen programas o acciones conjuntas, articulando para ello proyectos de indagación e investigación crítica, colaborativa y participativa, tendentes a fortalecer y mejorar la capacidad inclusiva del entorno educativo y local.

El objetivo específico es articular proyectos de innovación que exploren las posibilidades que brindan distintos abordajes conjuntos para promover procesos de inclusión escolar y transformación social desde el diálogo entre personas y organizaciones que, desde distintos ámbitos (escolar, familiar, social, municipal…), cuentan con experiencia o tienen interés en promover este tipo de iniciativas y estudios.

Metodología

La metodología empleada es de tipo participativo y persigue facilitar la generación conjunta de ideas innovadoras. Se caracteriza por partir de la experiencia y el conocimiento de los participantes en cada grupo, por facilitar el intercambio de perspectivas, enfoques, prácticas…, el análisis conjunto de las aportaciones y el establecimiento de generalizaciones valiosas o puntos de partida para generar nuevas prácticas socio-educativas más enriquecidas, inclusivas y justas.

Cada equipo o grupo de trabajo desarrolla un proceso de en torno a 12 meses de duración que incluye la definición del espacio de mejora o ámbito de intervención (elección del tema y conceptualización del mismo); el análisis de las oportunidades y barreras en torno a ese ámbito en el contexto concreto delimitado por el grupo; la identificación y diseño de algunas claves para la intervención y consiguientemente el diseño de un proyecto o iniciativa colaborativas a poner en marcha;  y su desarrollo y evaluación.

En esta web, puede consultarse los 5 proyectos que se han desarrollado al amparo de Redes de Innovación para la Inclusión Educativa y Social. Los proyectos de investigación desarrollados son:

Traducir